• Editorial Algar, 2018.
  • Finalista Premio Raíña Lupa 2017

Sinopsis

Inspirada libremente en una historia real, Lo que sé del silencio es, quizá, una de las novelas más intensas y complejas que he escrito. Narrada en formato blog, relata en primera persona cómo Delia y sus amigas acosan a la chica nueva del instituto, la guapa e inteligente Silke. Pero también Silke la invisible. Silke la zorra. Silke la calientabraguetas.

Hasta que todo se les va de las manos.

Yo acosé.

Él acosó.

Nosotras acosamos.

Ellos acosaron.

Creo que es fácil ponerse en la piel de Delia porque, en un momento u otro de nuestras vidas, casi todas y todos hemos sido acosadores pasivos. Esta no es otra historia más sobre acoso escolar. Y Delia tampoco es la narradora que esperabas. Porque ella sabe que ha sido una cobarde por haber guardado silencio. Y ahora ha llegado el momento de confesar la verdad, por difícil que resulte. Porque la violencia que han ejercido contra Silke, real y tecnológica, machista y cruel, no solo pasa factura a las víctimas. También a sus verdugos.

Si te preocupa el acoso, si alguna vez has sentido que la presión del grupo te dejaba sin palabras, si te gustan las novelas realistas que tratan temas como el arrepentimiento y las segundas oportunidades, anímate a leer esta historia de silencios culpables.

Cita

“El silencio puede convertirse en un agujero negro si te dejas arrastrar por él. El silencio puede herir tanto como las palabras, tanto como los golpes. De eso va este blog. De los meses que pasé en silencio. De lo que aprendí aquellos días sobre la crueldad y la cobardía.

Esto es lo que sé del silencio.”

Curiosidades

Me encantan los clubs de lectura, ya sean de bibliotecas, comunidades online o colegios e institutos. Por eso, algunos personajes de la obra, como Delia, Elisa y Marcos forman parte de uno. En el momento en el que Silke se incorpora al instituto, en el club de lectura están leyendo un libro de cuentos titulado De cuando fui sirena, de la autora Leaena Hiems. Delia comparte algunos de estos relatos en su blog para reflexionar más profundamente sobre los temas que le preocupan. Sin embargo, este libro no existe (¡todavía!).

Inventar libros y autores ficticios no es algo nuevo en la historia de la literatura. Por el contrario, se trata de un viejo juego que muchos autores aprovechamos para confundir la realidad con la ficción y crear textos metaliterarios (literatura dentro de la literatura). Quizá el ejemplo más conocido es el del grimorio titulado Necronomicón, un libro inexistente, fruto de la imaginación del autor H.P. Lovecraft, pero que muchos lectores y lectoras consideraron real. Algunas veces, los libros imaginarios pueden hacerse realidad. Por ejemplo, Animales fantásticos y dónde encontrarlos comienza siendo un libro de texto del joven mago Harry Potter, para luego ser desarrollado por Joanne K. Rowling como una historia autónoma, aunque firmada por Newt Scamander. Y es que, en ocasiones, lo real y lo ficticio están tan cerca que no es fácil saber dónde se encuentra la línea que marca la diferencia. Puede que, en algunos casos, ni siquiera exista.​