• Editorial Baía Edicións, 2012.
  • Ilustraciones de Noemí López Vázquez.

Sinopsis

Después de una visita al que será su instituto el próximo curso, David siente que algo no va como es debido. Las sombras de los lagartos lo persiguen en la calle, en el cole e incluso en casa, trayéndole el recuerdo de la aldea de sus abuelos, San Antón de Piñeiro. David sabe que solo allí puede volver a ser él mismo y responder al que considera su verdadero nombre: Arnal. Tampoco puede olvidarse de la persona que le dio ese apodo, su primo Marcos, un chico introvertido que desapareció misteriosamente y del que nadie quiere hablar. Por eso David está dispuesto a dedicar todo el verano a buscar la luz en las sombras de su pasado. Quizá así pueda reencontrarse con sus amigos de la primera infancia, olvidarse un poco del divorcio de sus padres, revelar un secreto familiar oculto y decir bien alto que todas las personas tienen el derecho a decidir su destino: sea este el de los lagartos, las polillas o incluso las mariposas.

Curiosidades

“Arnal” es el nombre que recibe en algunas zonas de Galicia el lagarto ocelado (Timon lepidus), que puede llegar a medir 70 centímetros y es de color verde o castaño, con bandas o pintas azules en el dorso. En Galicia y en otros lugares se considera que ver un lagarto es un buen presagio y mi abuelo dice que traen buena suerte.